lunes, 29 de octubre de 2012

La caja de habanos

Una tarde mi amiga Diana López me dijo que tenía un obsequio para mi. Teníamos planeado vernos pronto y entonces me lo entregaría, pero la espera se postergó por varias semanas y cada vez que le preguntaba acerca del obsequio, me decía que no me iba a decir y que por favor bajara mis expectativas, que era algo chiquito, 'una bobada'. 

Al fin, llegó a mi casa para quedarse durante el fin de semana y me trajo esta caja. (¡¡!!)
¿Qué me pasa con las cajas? Me embelesan, me cautivan. Este tipo de cajas que pareciera que encerraran en sí mismas un mundo, no por lo que contengan en materia, sino por lo que vive ausente en ellas, la historia, lo que guardaron, la manufactura, la obra y el arte que son.

Me obsequió una tabaquera absolutamente adorable. Está llena de detalles, lo que me tuvo por un buen rato dándole vueltas para leer los sellos, fechas, etiquetas, epígrafes e inscripciones con detenimiento. Además, empecé a buscar un poco acerca de sus significados.









Bien, comparto algunos links  1, 2, 3, 4, 5, por si quieres saber más acerca de la historia de estas cajas de habanos y de la magia que las envuelve.

P.D. Lejos de estar promoviendo el consumo del tabaco, el gobierno cubano o luces de alguna empatía política, solo deseo destacar aquí la labor manual y artesanal de este producto. 

Gracias por tu visita y gracias DLo por pensar en mi siempre

¿Cuáles han sido los regalos que te han dado que son como pequeños tesoros?
Feliz comienzo de semana.
Monina

11 comentarios:

  1. Mi hija me trajo hace muchos años una capillita sixtina, cmo souvenir d su viaje. La tengo en mi habitación y es mi pequeño tesoro.

    ResponderEliminar
  2. A mi me regalaron un cuadro en pop art con el marco hecho a mano por una persona que no tenía ni idea de trabajar madera, que muy seguramente se maltrato mucho las manos pero que finalmente le entrego todo su empeño para hacer una bonita obra que hoy por hoy decora la pared de mi cuarto...
    Me gusta tu regalo, esta robable ;)

    ResponderEliminar
  3. Una planta de Oregano que me regaló María Juliana Gómez (bautizada Oregana),es la primera planta que he tenido en mi vida y lo que ha despertado mi gusto por las plantas. Te ♥ Mi Julia.
    Diana López

    ResponderEliminar
  4. 57.50 el valor!!! Detrás del profundo mundo mágico que encierra a un tabaco, oficial y genuino cubano conocido como ´Habanos´ es maravilloso su empaquetamiento!!!

    Fidel Castro decía!!!! ´´El fumar puede ser el veneno mas grande, y la invitación a suicidarte, pero no hay mejor regalo que una caja de habanos´´

    Conserva Juli Monina, tienes un tesoro.

    ResponderEliminar
  5. Mi regalo pequeño ni esperado fue recipiente dispara tomar mate labrado con mi nombre. A pesar que ni consumimos en Colombia mate ya a donde voy cargo con mi recipiente y la bolsa de mate jajjaja un colombiano charro.

    ResponderEliminar
  6. Si Juli el del mate soy yo. Jijiji 09/12 ajajjaja

    ResponderEliminar
  7. Yo también soy fanática de las cajitas. Algunas me han acompañado por muchos años, han sobrevivido mudanzas de casa y de país. Algunas las tengo desde muy niña... una vez hice varias cajas grandes y las forre con tela estilo "country" y adentro guardaba mis pequeños tesoros: calcomanias, flores secadas en libros, noticas de amigas, juguetes pequeñitos...

    Tuve tambien una cajita de habanos, donde guardaba mis tizas de colores. Tambien tengo debilidad por las cajas de laton, que convierto en alcancias, o si son realmente hermeticas, las uso para guardar especias orientales, o mis bolsitas de te.

    En esos dias, en que uno no recuerda de donde viene o no sabe a donde va - mis cajitas me hacen reir, recordar, viajar en el tiempo. Gracias por regalarme este momento tan lindo en un dia dificil: acabo de abrir en mi mente varias cajitas que atesoro.

    Un abrazo, AV

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lindo encontrar afinidades tan particulares con otras personas, un abrazo.

      Eliminar
  8. Si supieras que tú me has regalado un tesorito también. ¡Gracias por escribir cosas tan lindas!

    ResponderEliminar