domingo, 27 de abril de 2014

Cerveza y Flores.

Soy de tierra caliente, y no por eso es necesario que me guste la cerveza, pero casi. En tierra caliente una cerveza cae simplemente bien siempre. Siempre.

Y de cerveza no sé mucho -nada -simplemente he identificado cuál clase es  mi favorita. 
Disfruto, entre otras buenas marcas, la Modelo Negra, la Apóstol tipo Bock, la cerveza artesanal de Bogotá Beer Company en especial la Chapinero Porter, cuya especialidad, según su reseña y lo que la debe hacer tan especial para mi, es un sabor delicioso a malta tostada. Pues bien este fin de semana compré algunas para tomar en casa en el balcón.

Hace unos dias iba pasando por un local pequeño donde venden sushi y entré a tomarme una Club Colombia negra mientras empezaba la reunión en un cineclub y no había, entonces vi en el refrigerador una botella de cerveza con una etiqueta que lucía oriental, la pedí y se trataba de la Kirin Ichiban, es japonesa, tipo larger, fresca, muy rica, llamada así por el ser mitológico Kirin que es mitad caballo y mitad dragón, símbolo de suerte. 
Resulta que esta cerveza llegó a ser más popular y más vendida que el mismo sake, la bebida tradicional japonesa. Y vale la pena echarle un vistazo a la historia de la compañía como caso de éxito, pasó por muchos inconvenientes y siempre encontró la estrategia adecuada para enfrentarlos.

Además de gustarme la cerveza, me gustan las botellas de vidrio (las latas y las cajas, los empaques) que son especiales, deliro con ellas, son una fijación. La forma, el color, las etiquetas, el diseño... siempre me las quiero llevar a casa o conservarlas.

Este fin de semana compré cerveza y flores y siento que son una muy buena mezcla, ¿no? 
La imagen, la marca de BBC me encanta, los tonos de las etiquetas, el estilo, la tipografía, el logo...Así es que por estos días así luce la barra de la cocina. 


"¿Cuántas veces no hemos probado un café que sabe a ventana, un pan que sabe a rincón, una cerveza que sabe a beso?" Gabriel García Márquez.

Feliz inicio de semana.
¡Suave que es lunes! :)

Monina.

Ps. Las flores eran para ti Jairi, pero no nos vimos I ❤️ you 

martes, 22 de abril de 2014

Viajar es Vivir: Golfo de Morrosquillo / Isla Múcura


La decisión de ir hasta Isla Múcura, una de las Islas que conforman el archipiélago de San Bernardo, se hizo pensando en practicar snorkeling en una de las playas más limpias, perfectas y claras de Colombia.

Hay varias formas de llegar hasta Isla Múcura, nosotros nos fuimos desde Barranquilla en auto hasta Sincelejo y temprano en la mañana salimos hacia Tolú. El camino era precioso, había neblina y a lado y lado de la carretera robles rosados guiando el camino y un montón de árboles sabios, de ramas empoderadas y fantásticas, que se coquetean, medio se rozan o se abrazan por completo con los árboles de enfrente, creando un caminito de sombra y y luz, que me hace pensar en las manos benditas que los plantaron, en quien o quienes imaginaron que con el tiempo le iban a dar esa magia al recorrido e iban a robarle el aliento a más de un viajero. Qué bien le hicieron a su tierra.

Le he nombrado 'Ruta Rosa' , hagámoslo oficial, ¿Siiii? :D

Al llegar a Tolú, se encuentran varios negocios frente al malecón que ofrecen planes para llevarte hasta la isla, el recorrido dura una hora en lancha. 
Hay dos planes, uno incluye almuerzo y entrada al acuario en Isla Palma por 55mil y el otro sólo la ida por 35mil, elegimos el segundo plan, pues en vez de entrar al acuario preferíamos practicar snorkeling al rededor del muelle, y por fortuna no entré, porque quienes entraron, salieron desanimados a causa de la decadencia, las condiciones en las que están los animales y la mala administración del lugar.  

Dejamos el auto en un parqueadero que nos prestaron como valor agregado de la agencia que elegimos, como son tantas ofreciendo lo mismo con algo deben diferenciarse. Caminamos,  un par de cuadras hasta el Malecon de los Delfines donde embarcaríamos.

Anuncian que las salidas son a partir de las siete de la mañana y que luego de esa hora es difícil encontrar viajes, pero esto no es muy cierto, eran mucho más de las nueve y aún no salíamos. Mientras tanto tienes la opción de tomar jugo de guayaba agria, maracuyá o corozo para refrescarte del clima caliente y disfrutar de la brisa tenue.
Este medio de transporte nunca lo había visto en otra región, el ciclo carro viene equipado con full música y según vi, tienes que ponerle energía al paseo, pues una vez montado, tienes que pedalear a la par con el dueño. Los hay más grandes, con más puestos y con techo, que no se pagan por pasaje, sino que se alquilan para grupos de amigos o familia, cuesta 10 mil pesos aproximadamente.

A la hora de embarcar me pareció que la lancha era muy bonita, pregunté si era nueva y me dijeron que no, que sólo tratada con amor. En este tipo de paseos, los chalecos suelen estar húmedos y el agua empozada en el piso y este no era el caso. La lancha se llama María Isa, es blanca con salpicaduras de pintura verde menta y con la cojinería del mismo tono. 

Subimos y el paisaje es tan lindo que la hora del recorrido no se siente, nos muestran la punta del Golfo de Morrosquillo y la primera parada es en Isla Palma donde está el acuario, no tomé fotos porque entraron al acuario con mi cámara y me dediqué a sumergirme al rededor del muelle.. 

¡Esto es precioso, todos estos años perdiéndome de este mundo submarino!, pensé. No es la primera vez que lo hago, pero cada vez se disfruta más y mejor, pues la técnica se perfecciona  y la resistencia aumenta.
Islote Santa Cruz
Pasada la hora en Isla Palma embarcamos de nuevo y pasamos frente al Islote Santa Cruz, es catalogado como el más densamente poblado del mundo, en el que viven bastante apretados, pero en palabras de Freddy, quién nos echó muchos cuentos durante la tarde, muy felices. 

Los infinitos matices de la felicidad. Éste, es en medio de la austeridad, (no la pobreza, porque eso ya es del espíritu) a un ritmo de vida más lento, saludables por tener como base de alimentación el pescado y la actividad física que demanda la pesca. Aprenden  a nadar antes que a caminar y su escenario del día a día es este magnífico lugar.

Tienen un puesto de salud al que envían médicos desde Cartagena que van más de vacaciones que a trabajar, por lo anteriormente mencionado; aunque si hay algún enfermo de gravedad, lo llevan hasta Rincón del Mar que queda a menos de una hora en San Onofre, Sucre.

Es común que tengan de a dos mujeres, esto los hará felices a ellos, no confirmé si a ellas. Tienen un calabozo dónde meten al que se esté pasando de la raya hasta que "se le pase la vaina", y nos aseguró que es mentira que las casas estén conectadas unas con otras y que para entrar en una, haya que pasar por la sala de la otra.


Una vez llegas a Isla Múcura, te ofrecen el almuerzo y un coctel de camarones o langosta del Junior, que incluye sentarse en su kiosko frente al mar y eso ya es ganancia. En Múcura no hay ruido, no hay luz eléctrica y es sorprendentemente limpia, no hay basura alrededor, no te encuentras con tapas o bolsas en la orilla y mucho menos dentro del agua.

Antes de almorzar decidimos ir a hacer snorkeling, el costo por llevarnos en lancha a 200 metros de la playa es de 15 mil pesos cada uno, pero como hubo conexión, teníamos nuestro equipo (careta, snorkel y aletas), sumado al acento 'golpiao' de Jairo que les hizo saber que era de la región, nos llevaron a ambos por el precio de uno. ¡chin-chin! :)

Ay qué placer sus aguas, tibias, transparentes, la libertad, los colores, la vida que pasa invisible hasta que decidimos sumergirnos. Al devolvernos, las personas que quieran pueden hacerlo haladas por una cuerda. Es fantástico.

Le mencioné al chico que manejaba la lancha, que nunca había visto una estrella de mar y cuando nos devolvíamos recogió una y me la entregó, ¿Qué tal el detalle? Por supuesto sólo la tuve un instante para sentir su textura, la admiré y la devolví al mar.

La hora de regreso es a las cuatro de la tarde, vamos a gran velocidad, la lancha se levanta por completo al romper las olas grandes, salpicándonos, algunos van asustados y otros vamos riéndonos como si se tratara de un juego.

Plenitud, es la palabra con que puedo describir el final de este día.

Es bello este país, y a pesar de la buena actitud de Freddy y la energía de sus palabras, no se puede negar que las condiciones de vida pueden elevarse brindando una escuela completa para los niños, garantizar un sistema de salud o agua potable. Deseamos que Parques Nacionales Naturales de Colombia, la Alcaldía de Cartagena  junto a  las entidades competentes los tenga en su plan de acción, protejan esta comunidad que es un tesoro y ajuste lo que haga falta para que sea un verdadero paraíso.


Viajar es vivir.
Gracias por visitar, ¡vuelve pronto!
Monina

sábado, 8 de marzo de 2014

Receta / Cabeza e´Gato

Hay un plato típico de la Costa Caribe colombiana, este es el Cabeza e´Gato, lo escribo así porque así es como se pronuncia, hace parte de su sabor y por supuesto de la idiosincrasia de la que hace parte.

Si a esta preparación se le quita el hogao, se convertiría entonces en Cayeye. Encontré además, que en Perú y Ecuador se le denomina Tacacho, en Puerto Rico, Mofongo y en República Dominicana, Mangú. 

Esta sencilla y absolutamente deliciosa receta se suele comer como desayuno, con café con leche como bebida. Le hemos agregado piña para hacerla nuestra.

Ahora, para dos personas, vas a compra
•3 o 4 Guineos verdes o plátanos, el protagonista.
•Queso
•Piña

Para el Hogao:
•Tomate, cebolla roja, dos ajos.
•Sal  marina (esto como capricho dado que es más saludable que la refinada)
•Aceite


Pones en una olla a calentar los guineos hasta que estén muy blanditos y puedas aplastarlos con una cuchara. 


Mientras tanto en otra olla vas preparando el hogao con un poco de aceite,  primero la cebolla hasta que luzca cristalina, luego el tomate y por último la mezcla del ajo con la sal que sale de juntarlos en el mortero, lo revuelves hasta que se forme el guiso. 

¡A este punto la cocina huele delicioso!

Cuando los guineos están blanditos los viertes sobre el hogao y empiezas a presionar con una cuchara, le agregas la piña en cuadritos pequeños y finalmente el queso rallado.
 Al final puedes acompañarlo con un poco de suero.


¡Sirves y haces feliz a alguien!


¡Me cuentas como te va!

Espero seguir compartiendo recetas así de simples y ricas, apenas para personas como yo que sólo tienen un pie en la cocina. 

Gracias por tu visita
Monina.

Pd. Gracias a Jairo por enseñarme y dejarme ser su ayudante rasa en su cocina ♥.

martes, 28 de enero de 2014

Viajar es Vivir. Orlando, FL.

Ay, qué rico es retomar los proyectos que nos hacen sentir vivos, no sé porque he dado tanta vuelta para volver por aquí si lo disfruto tanto, suele pasar, ¿no?

Luego de hacer algunos vídeos en uno de nuestros destinos favoritos: Puerto Colombia y Cartagena, tuvimos la oportunidad de variar la oferta (jejej) y volvimos a USA, pero esta vez juntos, lo cual nos permitió alimentar nuestro videoblog y mostrarles fragmentos de cómo la pasamos.

Tenía mi viaje programado sin saber que al llegar a Miami, Bob estaría allá, la sorpresa fue muy bonita y emotiva. Nunca sospeché nada, tuvo buenos cómplices, y a eso se le suma que soy -muy- despistada.


Muy temprano en la mañana revisamos el pronóstico del tiempo y decía que serían 8 grados centígrados. Nos fuimos con chaquetas, que luego la metimos en los bolsos porque cerca del medio día hacia mucho calor, así es que sin importar el pronóstico, se debe llevar gorra o sombrero, protector solar, gafas, tennis, nada de bolsos, ni mochilas, ni nada, a duras penas papeles de identificación, dinero y la cámara. Para entrar a muchas de las atracciones, no permiten llevar nada y se pierde tiempo guardando en casilleros las cosas, es mejor sentirse liviano, ágil. 
No olvidar tener la mejor actitud para caminar, caminar y caminar.

Este puede ser para muchos el paseo cliché de diciembre - enero, y quizás se sepan de memoria este tipo de viaje, pero yo no había visitado esta parte del país y  entre más lugares recorra y conozca en mi paso por la tierra, definitivamente más feliz soy.

Si alguien tiene videos, fotos, cualquier registro del viaje a Orlando, me encantaría verlo, así es que lo pueden poner en la sección de comentarios.


 


Estos vídeos serán una especie de serie con 3  capítulos, ésta es la parte I  en Orlando, iniciando nuestro recorrido en el parque Island of Adventures. 

¡Atentos a los otros capítulos!

Viajar es vivir,
Monina.


sábado, 30 de noviembre de 2013

Recícla // DIY Plantas en latas.

Si hay algo que disfrutamos en casa son las recetas que incluyan aceitunas, éstas se han convertido en la compra obligada dentro de la lista.  Esta marca además de ser muy buena, tiene un diseño particularmente bonito, bajo mi punto de vista. 
La tipografía, los tonos y el tamaño, no me dejaban tirarlas al cesto de la basura, las iba guardando en la alacena hasta tener algunas (muchas). Además me acompaña una especie de obsesión por darle una segunda oportunidad a los objetos, de reciclar y más cuando tienen un diseño que resalta, como en este caso.

Es así como un día elegí usarlas como materitas para unas plantas ornamentales o algunas hierbas para la cocina.

Es realmente sencillo , sólo es acercarse a un vivero, comprar una bolsa de tierra y elegir las plantas. Nosotros elegimos orégano que crece muy rápido y casi que en cualquier condición, Isabel II, que tiene unas florecillas violetas; un mini helecho y también plantamos unas semillas que le sacamos  a un pimentón, a ver qué resultaba.


Por debajo de las latas, se le deben hacer unos hoyitos para drenar el agua,

....y ya estás listo para añadir vida a tu casa y sentirte orgulloso de darle una mano
al medio ambiente. 
Alimenta tu espíritu ecologista.


En esta temporada de vacaciones puedes hacerlo con tus hijos o los niños que tengas cerca, seguro que se llevarán una linda sorpresa al ver crecer las semillas de pimentón y es un buen modo de tener contacto con la naturaleza e ir creando conciencia de la importancia de protegerla. ¡Ya nos contarás!

Gracias por tu visita, si te animas a realizar este proyecto, nos encantaría que nos lo enviaran a hello@moninablues.com o a nuestro fan page de Facebook.

Pd. Estas son las semillas de pimentón luego de un par de semanas, adorables :)

Y luego de un poco más de un mes lucen así. "Son agradecidas", diría mi mamá.
Sí. Así es, les pusimos nombre. Si tienen vida, porqué no un nombre propio, ¿no?

Besos,
Monina
Buena vibra.